Viviendas Andalucía Plan Estatal

Más del 52% de las viviendas en Andalucía pueden beneficiarse de las ayudas del Plan Estatal

Los potenciales beneficiarios de estas ayudas son los propietarios de viviendas habituales, ya sean unifamiliares o colectivas, que hayan sido finalizadas antes de 1996

En torno al 52,3 por ciento de las viviendas en Andalucía podrían beneficiarse de las ayudas del Plan Estatal 2018-2021, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), que destaca que por primera vez también están disponibles para la reforma de los inmuebles, no sólo para la rehabilitación de los edificios.

Por ello, la asociación insta a la Junta de Andalucía, que participa en la cofinanciación del plan como competente en la materia, a que «aproveche esta oportunidad insólita» que recoge la ley para «impulsar la mejora del estado de las casas por dentro» al poder actualizarlos en prestaciones como accesibilidad, ahorro energético, confort acústico o seguridad.

Andimac estima que los potenciales beneficiarios de estas ayudas son los propietarios de viviendas habituales, ya sean unifamiliares o colectivas, que hayan sido finalizadas antes de 1996. Por esto, en Andalucía podrían aprovecharlas unos 2,3 millones de viviendas de las más de 4,4 millones que integran el parque inmobiliario andaluz.

Y ello, según los datos que pone de manifiesto la asociación, contribuirá a que se superen los 802 euros que, de media, gastó cada hogar andaluz en 2016, por debajo de los 829 euros que gastó cada hogar en España.

Asimismo, Andimac apela a las comunidades autónomas a «simplificar la burocracia» para el acceso a la gestión de los fondos, de forma que sean «ayudas finalistas fáciles de ejecutar», con mecanismos de garantías «seguros pero simples y sin trabas administrativas innecesarias que dificulten o disuadan al ciudadano a la hora de solicitarlas».

La propuesta busca «maximizar la eficacia de los recursos» que el Ministerio de Fomento pone a disposición de los ciudadanos a título individual, pues el mercado español carece de una figura jurídica que regule las «comunidades de propietarios», lo que «dificulta» que la rehabilitación de edificios se desarrolle con el potencial, y necesidad, que actualmente tiene el parque español.

A juicio de la asociación, este es un problema «complejo» al que se debería dar solución mediante una serie de iniciativas «que allanen el camino» en materia fiscal, financiera, jurídica, de garantías y, muy especialmente, impulsando que los municipios cumplan con el deber de vigilancia a través del Informe de Evaluación de los Edificios (IEE).

La mitad de los inmuebles en España tienen más de 45 años y se han construido bajo criterios de baja calidad, mucho antes de la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE), la normativa básica de construcción en España cuyo objetivo es mejorar las calidades.

En este sentido, Andimac remarca la importancia de que la Junta de Andalucía «deje el plan abierto para no limitar las subvenciones disponibles» para las reformas en el interior de las casas. Máxime en España, donde el año pasado apenas se reformaron un 2,3 por ciento de viviendas más que en 2016 –sólo un seis por ciento del parque–, y donde durante este ejercicio únicamente se reformarán un 6,2 por ciento más de inmuebles que en 2017.

Fuente: DiariodeSevilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *